Samuel representa claramente ese poder infinito que tienen todos los niños de llevar su imaginación al máximo. Con tan solo tener en sus manos un muñeco, inmediatamente comienza a crear todo un mundo de situaciones alrededor de este personaje.

Scroll to top